El Pueblo No es Tonto - Colaboradores: Juan Camilo y Felipe Calderón dos cínicos sinvergüenzas en el poder
Más información

miércoles, 26 de marzo de 2008

Juan Camilo y Felipe Calderón dos cínicos sinvergüenzas en el poder

Por: Miguel Ángel Hinojosa Marcial


Desde la llegada de Juan Camilo Mouriño a la secretaría de gobernación se topó con el señalamiento de que era originario del país España. y ese detallito es contrario a nuestra Carta Magna la Constitución En 1996, Mouriño ingresó a México con un pasaporte español y jugó con las dos cartas, la mexicana y la española, según convenía a sus intereses, sin embargo, hoy su llegada a Bucareli es interpretada como el aceleramiento a la entrega de PEMEX.


La revista Proceso consigna : Desde 1997,cuando Juan Camilo Mouriño decidió competir por una diputación local en Campeche se ostentó como mexicano por nacimiento. Para ello recurrió a la certificación notarial de documentos y a la difusión de simples mentiras, pero no pudo acabar con las razonables dudas sobre su nacionalidad. Incluso, con base en las leyes de España, dos juristas de ese país aseguran que el secretario de gobernación es “español de hecho”.La llegada de este señor a la secretaría de gobernación confirma una vez más que el inútil que usurpó la presidencia de la república carece de todo, incluso de ética política. Como un vil marrano ejecuta y ordena violaciones a la ley sin pensar que millones de ojos lo están vigilando y cuestionando su ineptitud.


Ya no somos los mexicanos d e hace unos años, cuando el PRI hacía y deshacía a su antojo, pero había la atenuante que sabían hacer las cosas.El artículo 17 robustece la interpretación de que Mouriño Terrazo sea español de origen, su nacimiento el 1 de agosto de 1971 en Madrid, donde fue inscrito en el registro civil de Chaberí. Juan Camilo Mouriño está registrado en los archivos de la Universidad de Tampa como estudiante extranjero de nacionalidad española. En un país democrático todos estos datos servirían para dar de baja al citado Mouriño, pero en México son palos de ciego, porque quien ostenta el poder está ciego y no ve la Constitución.


Estamos viviendo el peor gobierno que haya tenido nuestro país con el engendro de Felipe Calderón y este se asemeja mucho al del usurpador Carlos Salinas de Gortari. Ambos son enanos de pensamientos progresistas y de estatura, los dos tenían un super secretario, Carlos se recargó en José María Córdoba Montoya de origen francés y el actual deja todo el poder al español, Juan Camilo Mouriño. Con una pequeña salvedad, Salinas no tenía un pelo de pendejo, todo lo contrario del espurio de Calderón.


Los panistas estaban tan ansiosos de llegar al poder que lo primero que han hecho es enriquecerse y no les ha importado ética ni dignidad y actúan como el más vil marrano “talachón”al menos es lo que dejan ver desde Vicente Fox, hasta los hijos de su mujercilla Martha Sahagún de Fox, Felipe Calderón y Juan Camilo Mouriño, que a la sombra del poder han hecho negocios millonarios, han visto el poder como un botín para saciar su perversa personalidad.Por lo pronto Juan Camilo Mouriño, ya reúne en su contra cinco delitos, según el senador Monreal: Tráfico de influencias, Peculado, Uso indebido de facultades y atribuciones, y colusión de servidores públicos.


El problema es que de nada servirá acusar a este español porque el espurio de Calderón no hará nada -acostumbrado a burlar la voluntad ciudadana- esta vez hará lo mismo.Felipe Calderón el espurio, no le ha dado valor a la investidura presidencial que está usurpando. Cuando menos por ética y respeto, debería tomar decisiones a la altura del poder que está usurpando y que representa por decisión propia. Pero nada. No vemos que salga humo de su alcohólico cerebro, sale una risa burlesca, sin embargo, la mayor parte de mexicanos ya sabemos de que pata cojea este tipo.


Los mexicanos sabemos que Felipe Calderón es espurio y que usurpó el poder presidencial, sabemos que no tiene capacidad, sabemos que es inepto, no ignoramos su afecto al alcohol y los osos que hace en ese estado, sabemos que es retraído, conocemos su cinismo: “haiga sido como haiga sido, yo soy el presidente”.Sabemos que hay mucha gente del PRD y del PRI que le rinden pleitesía como si fuera una lumbrera, los del PAN ni se diga, lo ven como a un Dios.No se puede tener respeto a quien robó el voto ciudadano, a quien entró por la puerta de atrás, a quien no tiene capacidad de mando ni muestra hechos razonables de justicia y democracia, pero además negocia con el poder.


En lugar de utilizar programas institucionales para dar vida al federalismo y a los estados corrompe la relación y ofrece apoyos a cambio de reconocimiento, y nuestros políticos tan acostumbrados al pasado, inmediatamente acceden a su coqueteo.Pero no solo acceden sino que negocian elecciones y triunfos y adelantan hechos que más que exhibirlos como hombres de estado, son reconocidos como políticos perversos por jugar con la voluntad ciudadana. Todo este enjambre de corrupciones es el enano que manda en los Pinos.


No tiene ideas frescas, que ayuden a sacar al país del atolladero, sus ideas son retrógradas y confusas, llenas de alcohol y de esa forma Calderón irá a parar al basurero de la historia.Calderón será el engendro que, en tan pequeña figura habrá cabido Huerta el usurpador del pasado y Salinas el usurpador contemporáneo, Díaz Ordaz el asesino de estudiantes y Calderón el asesino de Oaxaca y cómplice de militares, Miguel de la Madrid, el inepto y oscuro presidente de la República, igual que el actual, José López Portillo el rey del nepotismo igual que Calderón. Así es como la historia describirá a este cínico que usurpó la presidencia de la República y burló el voto ciudadano.


Si Calderón tuviera un poco de delicadeza y ética política, por dignidad renunciaba al cargo, pero este señor no conoce el significado de éstas palabras y él solo llegó al cargo a “mamar” de la ubre gubernamental y eso lo hemos estado viendo desde que usurpó el poder y ahora con el nombramiento que le ha dado a su fiel sinvergüenza llamado Juan Camilo Mouriño en el cargo de Secretario de Gobernación, que no le importó violar la Constitución con tal de poner a su socio en los negocios, completamos el perfil de quien es espurio de origen.Como reporteros hemos constatado las reuniones tanto de Andrés Manuel López Obrador como de Felipe Calderón y son reuniones totalmente diferentes.


En las de AMLO, la gente aplaude y grita de emoción y abrasa con respeto y admiración a López Obrador, en cambio en las de Felipe, primero -hay que decirlo que citan a la hora para no despertar ánimos encontrados,-al menos en Zacatecas- las reuniones se dan a puerta cerrada con el séquito de panistas, sin el calor humano que rodea a las de AMLO y pare a contar.Si Calderón tuviera algo de humano, seguramente le ardería la cara de vergüenza o envidiaría las reuniones de AMLO, pero como carece de principios, valores y convicciones, simplemente se conforma con decir: “haiga sido como haiga sido, yo soy el presidente”.

Etiquetas:

1 Comments:

At 31 de marzo de 2008, 0:28, Blogger Don Vergon said...

Sigue adelante : Duro y a la cabeza de este par de ladrones, estos son son dignos representantes de la fauna persignada e hipocrita de las masas de la cual emanan y los apoyan con su voto.

Los medios lo querian presentar al orejon como candidato a la Presidencia, pues parece que es "el mundo al reves ". hay que perder las elecciones para ser el primer uñas largas del Pais.

Saludos Fraternos.

 

Publicar un comentario

<< Home